Banner

DESORDEN = DESPILFARRO = COIMA

Post 13 Febrero 2017 By RENÉ DE LA TORRE ALCIVAR In Editoriales

El país conoce con asombro el desorden, despilfarro y coima en la contratación de la refinería Esmeraldas y con más asombro se ha enterado que la empresa Odebrecht, desde el siglo pasado, cuando contrataba con el Estado, repartía propinas o coimas.

Para unos la coima a veces no perjudica al Estado, se paga con las utilidades de los empresarios. ¡Viva la fiesta!

El desorden, despilfarro y la coima vienen desde antes que llegase al poder Alianza País.

En agosto del año 2007, cuando Alianza País llegó al poder, por la prensa, el Presidente Constitucional de la República, Rafael Correa; Javier Valencia Zambrano y Enrique Lozada Alvarado, funcionarios de la CRM, afirmaron.

“La corrupción es un fenómeno social que adopta muchas formas, y se afianza en casi todas las estructuras del Estado. Por décadas esto ha ocurrido en la Corporación Reguladora del Manejo Hídrico de Manabí (CRM)”.

En el año 2016, y los días que vivimos, se conocen hechos que ya no se pueden ocultar. Se sabe, con fundamentos, los nombres de personas que han intervenido en el “negocio”; lamentablemente también se mencionan a personas con ánimo maledicente.

Por desdicha, el desorden, el despilfarro y la coima conviven en algunas instituciones públicas y en los que ejercen los poderes fácticos.

Y todo esto sucede porque en muchos sectores, en algunos GAD municipales, los alcaldes proceden con “amiguismos” que permiten que “tramitón” haga su agosto.

Y así, cuando reciben algo dicen: verán que no hemos pedido, nos entregan propinas y coimas que no tienen sobreprecios y no perjudican al Estado. Con estas conductas la concusión, el cohecho, y el peculado se alejan en la realidad ecuatoriana.

El próximo 19 de febrero el pueblo ecuatoriano elegirá a los nuevos presidente y vicepresidente de la república; y a los integrantes de la Asamblea Nacional. Todas y todos siembran esperanzas y a boca llena proclaman: “Vamos a combatir la corrupción”.

La próxima asamblea debería conformar una comisión con asistencia de organismos internacionales, para que se haga una investigación sobre el desorden, despilfarro que ha vivido la república. Los organismos de control, como Contraloría, las Superintendencias, el Consejo de la Judicatura y toda la comunidad, tienen que vigilar para que los que ejercen el poder público y tienen poderes fácticos procedan con verticalidad y honestidad.

Sufridores y aplaudidores no pueden olvidar que el 20 de febrero amaneceremos con nuevo presidente y en la legislatura ningún partido ni movimiento tendrá un triunfo absoluto.

Y así renacerá la esperanza, y muchos deberán ser sancionados.

Login to post comments
You are here