LASSO Y EL AEROPUERTO REALES TAMARINDOS

Post 17 Marzo 2017 By RENE DE LA TORRE In Editoriales
Rate this item
(0 votos)

El aeropuerto Reales Tamarindos, ubicado en la ciudad de Portoviejo, servía al desarrollo social, económico y turístico a más de 12 cantones, con una población de 800.000 habitantes.

Cerró sus operaciones aéreas hace más de 4 años por decisión del poder central, y con el consentimiento de algunos GAD de la provincia. El Concejo Municipal de Portoviejo también dio su consentimiento; se argumentó que el aeropuerto por su situación impedía el desarrollo de la urbe, que el aeropuerto Eloy Alfaro de Manta dista de la ciudad de Portoviejo 34 km.

Y al tiempo que se cerraba el aeropuerto Reales Tamarindos se ofrecía construir una autopista de cuatro carriles desde la ciudad de Portoviejo al aeropuerto Eloy Alfaro de Manta, para cubrir la distancia en 20 minutos. Todo ha quedado en ofrecimiento y por temor reverencial no se ha reclamado la autopista. Al mismo tiempo, voces de otras personas, como la presidenta de la Cámara de Comercio de Portoviejo, Sra. Alba González de Barcia, y otros ciudadanos interesadas por la prosperidad de Portoviejo y sus zonas aledañas, manifestaron que el cierre del aeropuerto era un desatino.

El candidato presidencial Guillermo Lasso Mendoza, de viva y clara voz ha hecho conocer que, de llegar a presidir los destinos de la República, se abrirán las operaciones aéreas en el Reales Tamarindos.

Estimo que conviene reabrir las operaciones en el mencionado aeropuerto para fomentar el intercambio con la capital de la República y otras provincias del país, para fomentar el turismo hacia las playas de Crucita, San Jacinto y San Clemente. El turismo es una de las actividades que más puede ayudar al crecimiento económico de la provincia. Manabí necesita tener un aeropuerto en el interior de su territorio que no corra peligro por fenómenos naturales que pueden paralizar el aeropuerto Eloy Alfaro de Manta.

Razones geopolíticas obligan a reabrir el aeropuerto o sustituir el Reales Tamarindos por otro en la vía a Santa Ana o en la vía a Rocafuerte. Para activar la circulación vehicular entre la Av. Manabí y la Reales Tamarindos podrían construirse dos pasos subterráneos. Mientras no se construya otro aeropuerto cercano a la ciudad de Portoviejo, el Reales Tamarindos debe reabrir sus operaciones aéreas.

El tema de reabrir el aeropuerto Reales Tamarindos es un asunto que interesa a toda la provincia, y sobre el tema deberían pronunciarse los asambleístas en funciones y los asambleísta electos, y los alcaldes de varios cantones, singularmente los de Portoviejo, Santa Ana, Rocafuerte, Junín, Chone, Tosagua y Bolívar.

Sobre los temas fundamentales no hay que guardar silencio, hay que discutirlos frente a la realidad y con profunda sensatez.

back to top