Banner

EL FIN DE LA IMPUNIDAD RECLAMAN LOS PUEBLOS DE AMERICA

Post 05 Octubre 2017 By Fernando Borja Gallegos In Editoriales

Por Fernando Borja Gallegos

La valiente y ejemplar conducta de la entonces Fiscal General de Estados Unidos de América Loretta Lynch, que denunció a los principales personeros de la Federación Internacional de Futbol Asociados (FIFA), por haberse apropiado indebidamente de dineros de la Federación y que obtuvo que, posteriormente, varios de los imputados reconozcan los cohechos que cometieron y, por ende, que sean sometidos a la justicia y castigados por sus delitos, constituyó un gran precedente a nivel de la comunidad internacional.

La citada Fiscal General, sostuvo públicamente, “que nada ni nadie está por encima de la ley y que la justicia perseguirá a los que han delinquido sin tener en cuenta lo poderosos que sean. Con esta acción, hemos dejado muy claro una vez más que los Fiscales de todo el mundo se mantendrán unidos para extirpar la corrupción y llevar a los malhechores ante la justicia sin importar dónde estén, sin importar cuán complejos sean sus crímenes, sin importar lo poderosos que sean”.

Como sostuve en mi artículo “ENTRE LA SUBSISTENCIA DE LA PATRIA O EL IMPERIO DEL DELITO”, publicado el 17 de junio de 2016, las referidas declaraciones de la Fiscal General Lynch, afirmaron la esperanza en la mayoría de los habitantes de la tierra de que se castigará a los que se apropien de los dineros públicos, ya que esa conducta cae dentro del campo penal, tipificado por el peculado, enriquecimiento ilícito, cohecho, asociación para delinquir, lavado de dinero y, además, atenta contra los derechos humanos, ya que esa conducta delictiva impide que esos recursos se inviertan en salud, educación y alimentación de los más necesitados.

En la actual administración del presidente Donald Trump, se debe destacar que al haber dispuesto que las autoridades americanas entreguen información a los gobiernos latinoamericanos, sobre los comprometidos en la trama delictiva de Odebrecht, afirma la esperanza de que EL FIN DE LA IMPUNIDAD EN AMERICA SE INAGURO YA.

El Fondo Monetario Internacional, se une al clamor popular y “urge a los países de América Latina que adopten medidas urgentes contra la corrupción, para que se convierta en una excepción y no en la regla”. Su portavoz Christin Lagarde, sostuvo que la corrupción en América Latina “sigue siendo excesiva y que es importante que se adopten políticas más enérgicas” y enumeró algunos ejemplos: papeles de Panamá, Petrobras y Odebrecht.

La corrupción imperante tiene que ver con sobornos, contratos inflados, cohechos, que han comprometido a presidentes, ex presidentes, vicepresidentes, ministros y altos funcionarios:

En Perú el expresidente Ollanta Humala y sus esposa, se encuentran detenidos; en Colombia, se investiga al Presidente Juan Manuel Santos, por aportes de Odebrecht a su campaña; en Ecuador, seis detenidos, incluido el vicepresidente Jorge Glas; en México, se indaga la conducta del ex director de PEMEX, Emilio Lozada, por haber recibido diez millones de dólares, según directivos de Odebrecht; en Venezuela, según la ex fiscal Luisa Ortega, está comprometido el presidente Maduro; en Panamá, el ex ministro y jefe de gabinete, Demetrio Papadeimitriu del ex presidente Martinelli, es acusado de recibir 10 millones de la constructora Odebrecht.

La recta investigación, la prisión de funcionarios del más alto rango, sienta las bases para creer que la corrupción no es aceptada en esta nueva etapa del gobierno ecuatoriano. Todo indica que el Presidente Lenin Moreno, está dispuesto a cumplir con su promesa de “NO PERMITIR QUE NINGUN ACTO DE CORRUPCION QUEDE IMPUNE”.

La impertérrita conducta de los jueces y fiscales de Brasil, sea el espejo en que se miren los jueces y fiscales de América y, entonces, recibirán el reconocimiento imperecedero de los pueblos.

Login to post comments
You are here