VAMOS A LA CONSULTA

Post 06 Enero 2018 By RENE DE LA TORRE In Editoriales
Rate this item
(0 votos)

Por: René de la Torre Alcivar

El Presidente Constitucional de la República, Lcdo. Lenín Moreno Garcés, tiene talento político.

Cuando la Corte Constitucional demoraba su informe para pronunciarse si la convocatoria a consulta respetaba las normas constitucionales, el Sr. Presidente aplicando el art. 105 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional dio los decretos ejecutivos N. 129 y 130, y enseguida el Consejo Electoral convocó para que se pronuncie el pueblo ecuatoriano el 4 de febrero próximo.

El sector que lidera el antecesor del presidente Lenín Moreno Garcés y varios asambleístas han dicho que votarán por el No. Las encuestas indican que el Sí tiene ventaja, y que varias preguntas recibirán más votos que otras.

La consulta se convoca cuando Alianza PAIS, que eligió en dura lid electoral al binomio Moreno – Glas está dividido. El gobierno actual tiene un diálogo abierto, y las afirmaciones del presidente Lenín Moreno, que proclama que combatirá la corrupción con bisturí en mano, causa inquietudes en los sectores políticos y fácticos.

Gobernar no es fácil, los que llegan al poder en gran mayoría arriban con buenos propósitos; siempre invocan “que luchan por el bien común”, que buscan el bienestar de las grandes mayorías, de los pobres y desvalidos; pero en el camino se pierden, pocos son los que perseveran en la lucha por el bien común y contra la corrupción.

Convendría que el pueblo se pronuncie mayoritariamente por el Sí para que el presidente Moreno pueda ejercer su autoridad, sin presiones indebidas; y el bisturí actúe para desterrar la corrupción. No se puede dudar que el gobierno de la década ganada hizo obras materiales, trató de gobernar con manos limpias, pero a las coimas se las llamó propinas. El Sr. Eduardo Mangas, que ya se fue del poder, ha puesto de presente que negros nubarrones se multiplicaron en el gobierno que terminó el 24 de mayo del 2017.

Lo que aconteció en el gobierno anterior es que los organismos de control, Contraloría, Procuraduría, el Consejo de la Judicatura, disimularon y enterraron procedimientos que hoy se los conoce; y por ello el señor vicepresidente está donde está.

A la justicia se le metió la mano. Y si en verdad hay operadores de justicia, jueces, fiscales, notarios, que proceden con verticalidad, hay otros que no honran el cargo que desempeñan. Y el Consejo de la Judicatura, en muchos casos no aplicó ni aplica el art. 181 N.5 de la Constitución, que manda que el Consejo de la Judicatura tiene que velar por la transparencia y eficacia de la función Judicial.

El presidente Lenín Moreno tiene que esforzarse para que “tramitón el invisible” no actúe en algunos GAD de la república, donde con frecuencia, con algún pretexto, se exigen contribuciones que colindan con el delito de concusión.

back to top