Banner

EL TONTÓMETRO EN ACCIÓN

Post 10 Mayo 2018 By AgenciAne In Editoriales

Por René de la Torre Alcivar

Cuando las obras y los servicios públicos se demoran, los administradores públicos de alto nivel y de los bandos medios dan explicaciones que no se ciñen a la realidad.

Cuando terminó el gobierno de la década ganada, al presidente Lenín Moreno Garcés se le dijo “la mesa estaba servida”, en realidad la mesa estaba servida con platos rotos. El presidente Lenín Moreno abrió el diálogo y dijo “la realidad es distinta”, agregó que el desorden y la corrupción se habían desbordado, que tenía que hacer una cirugía mayor.

A la comunidad se le ofrece obras y servicios que se demoran, el pueblo en voz baja comenta: Por favor no me apliquen el tontómetro. El pueblo recuerda que desde hace mucho tiempo se le ofreció la Manta – Manaos, la obra no llega. Sería necesario que por lo menos se termine la carretera Quevedo – Pichincha – Portoviejo – Manta para darle vitalidad a la zona de Quevedo y conectarla con Manabí. Se necesita bajar la gradiente y ampliar la vía a cuatro carriles.

El terremoto dañó la tubería del Carrizal-Chone, desde hace más de dos años no hay riego; así se perjudican miles de agricultores y ganaderos. El lucro cesante sigue destrozando la zona. ¿Cuándo se va a reparar la tubería? El pueblo se cansa cuando se le sigue aplicando el tontómetro.

Se clausuró el aeropuerto Reales Tamarindos, se ofreció hacer una autopista para llegar al aeropuerto Eloy Alfaro de Manta en 20 minutos; todo está en espera. Cerrar el aeropuerto fue un desatino.

El hospital de Especialidades de Portoviejo se contrató en el 2013 y debía terminarse en dos años. La ciudadanía espera con ansiedad esa obra. La ministra de Salud inauguró la consulta externa sacando médicos del hospital Verdi Cevallos.

El agudo periodista Childerico Cevallos, en El Diario, del 06 de mayo del 2018, hace una reseña de cómo la obra se contrató y se amplían contratos y plazos; lo cierto es que con demora y más demora tramitón le sigue aplicando el tontómetro a Manabí.

En otras funciones del Estado, el tontómetro también se lo aplica con frecuencia; los jueces dicen agréguese a los autos el escrito que antecede, se lo despachará oportunamente, pasan los meses y todo sigue igual. Al pie de autos o sentencias se lee lo siguiente: “La información contenida en este mensaje es confidencial y reservada, prevista solamente para el uso de la persona o la entidad a quienes se dirija y no puede ser usada, reproducida o divulgada por otras personas”.

Si los juicios son públicos, la nota transcrita es inconstitucional. ¿Los altos mandos del Consejo de la Judicatura conocen lo que se ha transcrito? En otras funciones del Estado hay funcionarios diligentes, como en BanEcuador, en el Banco de Fomento en Liquidación, pero la tramitología hace su agosto. Con frecuencia hay que consultar a Quito o Guayaquil.

¿Hasta cuándo se le seguirá aplicando el tontómetro al pueblo?.

 

Login to post comments
You are here