Banner

MEXICO Y EL FIN DE LOS PARTIDOS POLITICOS TRADICIONALES

Post 24 Junio 2018 By Fernando Borja Gallegos In Editoriales

Por Fernando Borja Gallegos

Andrés Manuel López Obrador será el nuevo Presidente de México, pese a las provocaciones de grupos violentos que, contando con el patrocinio de los seguros perdedores, pretenden empañar y caotizar la contienda electoral.

El Instituto Nacional Electoral tiene la obligación de proporcionar adecuada protección a los candidatos, tomando en cuenta que más de 100 asesinatos se han producido en la campaña electoral,

López Obrador, identificado con las clases populares, tres veces candidato a la Jefatura de Estado, cuenta en este preciso momento con más del 50% de la intención de sufragios, es decir, la Presidencia de la República la captará el próximo primero de Julio.

Ricardo Anaya, el candidato que lo sigue no alcanza ni al 18% de los votos.

Al cierre de la campaña, la sociedad exteriorizó el aburrimiento del proceso, por la vieja cantaleta del PRI y su candidato José Antonio Meade, de la coalición por México y su candidato Ricardo Anaya, MORENA y su candidato Andrés Manuel López Obrador.

Para López Obrador se presenta la gran oportunidad de adoptar los cambios que requiere ese gran país, pues el primero de julio, contará con mayoría en las dos Cámaras Legislativas, algo no común en el mundo contemporáneo.

En el ejercicio de su alto cargo tiene el deber de otorgar lo mínimo indispensable a ese noble pueblo: seguridad social para todos, educación gratuita en todos sus niveles y obtener la correcta recaudación de impuestos, única vía que le permitirá cumplir con las ofertas de campaña.

El nuevo Presidente que contará con el masivo apoyo de su pueblo, debe adoptar las medidas pertinentes que pongan fin a la corrupción, tan generalizada hoy en América.

Los partidos políticos tradicionales que serán derrotados, PRI, PAN, PRD, entre otros, no tendrán capacidad para dirigir la oposición.

Como ya advertí, López Obrador, con la mayoría parlamentaria y el apoyo popular, tiene la obligación moral de terminar con la desigualdad imperante, redimir a los pobres y, a  diferencia de tantos demagogos de América, al cumplir con su mandato, salir del Palacio, luego de haber cumplido con el deber que le impuso su Patria y su conciencia.

Formulo votos, porque el candidato electo para el período de 5 años y 10 meses, al finalizar el período presidencial, sea recordado como el Presidente que identificado con las clases populares, las reivindicó y al hacerlo engrandeció a la República de México.

24 de junio del 2008

Login to post comments
You are here