Banner

ENTRE LA COSA NOSTRA Y LA OMERTA

Post 12 Agosto 2018 By Fernando Borja Gallegos In Editoriales

Por Fernando Borja Gallegos

Una de las sociedades secretas más corrompidas dedicada al tráfico de drogas, asesinatos, fraude, lavado de dinero, es conocida como “LA COSA NOSTRA” cuya principal característica es respetar la inviolable e inquebrantable ley del silencio –“OMERTA”-, por la que se rige todo mafioso de categoría y que se precie de serlo.

En pocas ocasiones los “arrepentidos” han revelado los secretos más repugnantes, escalofriantes e inconfesables de sus rituales de iniciación e ingreso a la “Santa”, como se la conoce a la Cosa Nostra.

La compleja organización delictiva o Cosa Nostra de América Latina, contravino el muro impenetrable del silencio y descubrió la historia delictiva de políticos y empresarios que se habían enriquecido al margen de la ley.

En Brasil, jueces y fiscales resolvieron dar a luz la trama de corrupción de “Lavajato” y, “Odebrecht”. Con el concurso de esos magistrados íntegros se castigó a muchos dentro y fuera de ese gran país.

En dicha trama fueron vinculados Ecuador, Perú, Panamá, Colombia, México, Guatemala, República Dominicana, Venezuela; y, ahora, Argentina.

El ex presidente de la Cámara de la Construcción Argentina Carlos Wagner, luego de permanecer detenido por una semana al haber sido imputado por asociación ilícita y de haber sido acusado del manejo de más de 200 millones de dólares en sobornos, en los últimos 10 años, “arrepentido” resolvió colaborar con la justicia y aportó información clave respecto de la historia de coimas que se repartían al ejecutar obras públicas.

El empresario Carlos Wagner es el décimo ejecutivo que se acogió al “régimen del imputado colaborador”, por lo que obtuvo su libertad luego de cuatro horas de su declaración.

La Argentina está conmocionada ante el entramado de corrupción que se va descubriendo en virtud de los “arrepentidos” que ya vinculan al sector energético y de la construcción.

Como antecedente de la trama de corrupción, se debe señalar que Oscar Centeno, el famoso chofer que destapó la ruta del dinero producto de comas, dinero que se transportó en “bolsos” hasta la Quinta de Olivos, por ende, involucró al matrimonio Kirchner y a muchos funcionarios y empresarios.

Juan Manuel Abel Medina y Roberto Baratta, ex jefe de gabinete de Cristina Fernández y el ex coordinador del Ministerio de Planificación General, respectivamente, fueron acusados también por el chofer Centeno, en los ocho cuadernos que entregó a la Justicia.

Debo destacar que Medina y otros de los involucrados han “admitido los aportes ilegales”.

En la causa penal se encuentran imputados más de 36 individuos… y faltan muchos más.

El Juez Federal Marcelo Martínez de Giorgi, dispuso el allanamiento de las oficinas de Odebrecht en Argentina y de algunas empresas extranjeras…se esperan resultados.

En todo caso, Brasil y Argentina llegaron a un acuerdo para intercambiar información judicial sobre Odebrecht.

Fundamental rememorar que la Argentina forma parte de la Convención Antisobornos de la OCDE, Convención de 21 de noviembre de 1997, que versa sobre el castigo de los delincuentes del sector público y privado que han caído en el campo del soborno. Por lo expuesto, es de esperar que los países miembros de la citada Convención, colaboren a fin de que se obtenga la ejemplar sanción de los delincuentes.

12 de agosto del 2018

Login to post comments
You are here