Banner

RESGUARDO ESPECIAL PARA FISCAL DIANA SALAZAR POR CASO DE CORRUPCION ODEBRECHT

QUITO, OCT, 22 (AgenciAne)._ Desde este domingo la fiscal y jefe de la Unidad de Transparencia y Lu...

GOBIERNO DE MORENO DICTA DECRETO PARA DE CESACIÓN DE FUNCIONES POR REMOCIÓN

QUITO,OCT.22( AgenciAne)._ Una reforma al reglamento de la Ley Orgánica de Servicio Público, facil...

EN QUITO: FARC INTERVIENEN EN NEGOCIACIONES ENTRE ELN Y GOBIERNO COLOMBIANO

QUITO, OCT. 21(AgenciAne)._ Las FARC participan en las negociaciones de paz entre el ELN y el go...

VIOLENCIA Y ABUSOS EN LAS ESCUELAS SE INCREMENTO AL 30% EN 10 AÑOS

QUITO, OCT.20 ( AgenciAne)._ El uso de la violencia y el abuso en las prácticas de enseñanza en las ...

  • RESGUARDO ESPECIAL PARA FISCAL DIANA SALAZAR POR CASO DE CORRUPCION ODEBRECHT

  • GOBIERNO DE MORENO DICTA DECRETO PARA DE CESACIÓN DE FUNCIONES POR REMOCIÓN

  • EN QUITO: FARC INTERVIENEN EN NEGOCIACIONES ENTRE ELN Y GOBIERNO COLOMBIANO

  • VIOLENCIA Y ABUSOS EN LAS ESCUELAS SE INCREMENTO AL 30% EN 10 AÑOS

Jueves, 21 Septiembre 2017 20:30

DESDE 1970 HASTA AHORA 19 PAISES DE AMERICA LATINA HAN SUFRIDO 31 CRISIS BANCARIAS Destacado

Escrito por  ANE Agencia de Noticias de Ecuador

Quito,sep.21(AgenciAne)._ Entre 1970 y 2017, en 19 países de América Latina y el Caribe ha habido 31 crisis bancarias y a nivel mundial, en el mismo periodo, nada menos que 147, incluyendo la que tocó a los países más desarrollados.

Ecuador no estuvo excento de esta cuyas secuelas fueron parcialmente superadas hasta el año 2008,año en que se presentó una segunda crisis durante el gobierno de la revolución ciudadana.

En el periodo analizado-1970-2017- algunos países de la Región, enfrentaron más de una crisis: Argentina tuvo cuatro y dos Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Nicaragua, Uruguay y Ecuador.

Estas crisis no se han distribuido uniformemente en el tiempo. Entre 1982 y 1998 tuvieron lugar 107 de las 147 mencionadas y en 2008 hubo 22, como coletazo de la crisis bancaria de Estados Unidos.

La recurrencia en un mismo país es un síntoma de la enorme dificultad para desterrar, de una vez y para siempre, las disfuncionalidades del sistema bancario,según señala un documento preparado para el curso: Realidad macroeconómica latinoamericana que auspicia el Banco Interamericano de Desarrollo,BID.

El documento describe la estructura, funciones, beneficios y riesgos del sistema financiero. Al indagar en el origen de estos eventos, señala que las crisis se engendraron durante las fases de alto crecimiento y optimismo que las preceden, durante las cuales, de la mano de la subida de los ingresos y el precio de los activos, se reducen los riesgos de la intermediación bancaria.En principio no había nada de malo con este clima de optimismo y euforia, excepto que estos ciclos no son eternos y se terminan tarde o temprano, señala.

Advierte que el mayor inconveniente reside en que el exceso de optimismo lleva a la subestimación de los riesgos en el ciclo descendente y por tanto al relajamiento en el proceso de selección de deudores y en el celo del regulador para controlar a los bancos.

Entre la amplia evidencia sobre el nexo entre crisis financieras y booms económicos, se establece que la mitad de las crisis latinoamericanas fueron antecedidas por un crecimiento anormalmente alto del crédito.

En cuanto a los efectos de las crisis, los datos desmienten parcialmente la visión popular sobre ellas como trances de impacto profundo y prolongado. La realidad es que están acompañadas en promedio por caídas del nivel de actividad y un aumento significativo de la cartera morosa de los bancos, pero la recuperación macroeconómica suele ser rápida.

La desaceleración en el ritmo de crecimiento (y, en menos casos, la contracción) del crédito y su impacto sobre el nivel de actividad es la preocupación primaria que induce a las autoridades a tomar medidas para rescatar al sistema financiero. Por un lado, en la práctica, la dependencia del crédito es relativamente baja y, por el otro, la caída del crédito responde tanto a la menor oferta por parte de los bancos como a la menor demanda por parte de las empresas y familias, en un escenario de alta incertidumbre.

La experiencia internacional muestra, de todos modos, que el stock de crédito no tiende a caer durante las crisis sino que se desacelera su tasa de crecimiento. En promedio, para las crisis desde 1970, el costo fiscal directo de salvar a los bancos y a los depositantes fue 13,4% del PIB en América Latina y el Caribe; 10% en el conjunto de países emergentes y 3,8% en los países avanzados.

Estos números revelan, por sí solos, el enorme esfuerzo fiscal encauzado hacia la protección del sistema financiero. Como ilustración vale el ejemplo de Estados Unidos, donde el Tesoro hizo un gasto de 4,5% del PIB, una cifra en apariencia pequeña en comparación con otros países en crisis. Pero, con un PIB de USD 15 billones, esas erogaciones representan la colosal cifra de USD 675 000 millones, o más de dos veces el PIB de Colombia.

La debacle económica que acompaña a las crisis fuerza a los gobiernos a impulsar la recuperación con base en políticas fiscales y monetarias expansivas.

Así, la deuda pública ha aumentado en promedio en cinco puntos del PIB en las crisis de la región y más de 21 puntos en los países desarrollados. La masa de dinero emitido creció 1,6 puntos del PIB en la Región y 8,3 puntos en los países avanzados. Estos últimos datos implican que la base monetaria (el total de dinero emitido por el Banco Central) se multiplicó hasta tres o cuatro veces sobre su nivel previo a la crisis,concluye.

 

Leer 193 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
You are here