Banner

UNASUR SE DESINTEGRA:SEIS PAISES ABANDONAN LA ORGANIZACION

QUITO,ABR.21(AgenciAne).- La UNASUR, creada por los gobiernos sudamericanos de tendencia seudo ...

COLOMBIA Y ECUADOR PIDEN A OEA APOYO PARA ENFRENTAR NARCOTERRORISMO

QUITO,ABR.21 (AgenciAne)._ Los gobiernos de Colombia y Ecuador hicieron un llamado para que los...

EL “GUACHO” ES EL BRAZO ARMADO DEL CARTEL MEXICANO SINOLOA

BOGOTA,ABR. 20 ( AgenciAne)._ El Fiscal General de Colombia, Néstor Humberto Martínez, aseguró que...

IGLESIA COLOMBIANA OFRECE MEDIAR PARA LIBERACION DE OSCAR VILLACÍS Y KATTY VELASCO

BOGOTA,ABR.20 ( AgenciAne)._ La Conferencia Episcopal de Colombia, ofreció mediar para lograr la ...

  • UNASUR SE DESINTEGRA:SEIS PAISES ABANDONAN LA ORGANIZACION

  • COLOMBIA Y ECUADOR PIDEN A OEA APOYO PARA ENFRENTAR NARCOTERRORISMO

  • EL “GUACHO” ES EL BRAZO ARMADO DEL CARTEL MEXICANO SINOLOA

  • IGLESIA COLOMBIANA OFRECE MEDIAR PARA LIBERACION DE OSCAR VILLACÍS Y KATTY VELASCO

Sábado, 14 Abril 2018 11:35

CONSTERNACION,DOLOR, INDIGNACION, SOLIDARIDAD Y CUESTIONAMIENTOS TRAS ASESINATO DE PERIODISTAS Destacado

Escrito por  AgenciAne

QUITO,ABR.14(AgenciAne)._ Ecuador vive momentos de consternación, dolor, indignación, solidaridad y cuestionamientos tras el vil asesinato de 3 periodistas que fueron secuestrados por el autodenominado frente "Oliver Sinisterra”, integrado por disidentes de las FARC que viene operando tanto en las fronteras de Colombia y Ecuador.

Consternación porque Javier Ortega Reyes, Paúl Rivas Bravo y el conductor, Efraín Segarra Abril, fueron asesinados cuando estaban cumpliendo su misión de recopilar información sobre los incruentos acontecimientos que se están registrando en la frontera norte de Esmeraldas en donde actúan organizaciones criminales del narcotráfico, aliadas con grupos armados de las FARC y del ELN.

La consternación de los ecuatorianos se expresó en universidades,colegios, escuelas, iglesias, organizaciones de la sociedad civil y entre los periodistas que saben los riesgos que se corren cuando se acude al lugar de los hechos.

La solidaridad con la familia y la comunidad de periodistas que trabajan en distintos medios se manifestó de distintas formas. Los medios radiales y de TV suspendieron sus emisiones por treinta minutos en homenaje a los periodistas y los periódicos dedicaron espacios para destacar la vida de las víctimas y ratificar su plena voluntad de que no serán amedrentados por la violencia.

Dolor intenso entre la familia de las víctimas que, hasta este viernes tenían la esperanza de que estaban vivos y que solo se requería voluntad de las partes lo cual, por desgracia, no se dio porque, al parecer, no supieron negociar el destino de los secuestrados.

Al dolor se sumó la indignación por la incruenta forma de como cayeron los comunicadores. Por las fotografías que se mostraron en las redes sociales, todo apunta a que fueron ejecutados y no como dicen los terroristas, que cayeron víctimas de las operaciones militares que venían realizando en Colombia y Ecuador.

Se suma a estas reacciones los cuestionamientos al gobierno y a los encargados que fracasaron en las negociaciones para alcanzar el rescate. Se cuestiona a las autoridades militares y civiles de Colombia y Ecuador por no asumir responsabilidades. Desde Ecuador los ministros decían que es un asunto de Colombia y desde ese país que es de Ecuador. En definitiva nunca informaron sobre en donde estuvieron secuestrados los periodistas.Las inculpaciones incluso llegaron desde el mismo grupo terrorista.

El presidente Lenin Moreno se presentó ante los medios de comunicación para, por su intermedio, dar a conocer la trágica noticia. “Con profundo pesar lamento informar que se confirma el asesinato de nuestros compatriotas. El país está de luto. Sepamos respetar el dolor de nuestros hermanos. Ahora es tiempo de estar unidos. Más allá de nuestros esfuerzos, parecería que nunca tuvieron la intención de liberarlos.Estamos de luto, pero no vamos a dejarnos amedrentar. Hoy más que nunca pido al país la unidad por la paz", dijo.

También manifestó: “Vivo de cerca el sufrimiento de los familiares de Javier, Efraín y Paúl y me solidarizo con su dolor. Voy a cumplir mi palabra, como siempre. Pondré mano dura contra los delincuentes. Voy a cuidar del país y de nuestra paz.

De otro lado, por decreto y en homenaje a los periodistas y soldados asesinados, 7 en total, se declaró duelo nacional´desde este viernes hasta el lunes 16 de abril.

Así mismo se ha ordenado que se reinicien las operaciones militares en la franja fronteriza con Colombia, tras confirmar que los 3 periodistas secuestrados Javier Ortega Reyes, Paúl Rivas Bravo y el conductor, Efraín Segarra Abril, fueron asesinados por grupo de disidentes de las Farc dedicados al narcotráfico.

Simultáneamente la frontera norte fue declarada “zona de seguridad” y se intensificaron los controles militares y policíales para evitar que, en el futuro, se repitan hechos como los ocurridos en estos últimos tres meses que han dejado 4 soldados muertos y más de 11 heridos en un atentado; destrucción de un destacamento policial y de un centenar de viviendas; sabotaje a una torre de transmisión de electricidad y la muerte de los periodistas, sin embargo de que los cantones San Lorenzo y Eloy Alfaro, en donde se centra gran parte de la violencia, fueron declarados en estado de excepción y hay toque de queda por las noches.

Así mismo el gobierno creó lo que llama “jurisdicción especializada contra el crimen organizado” con sede en esta capital, para garantizar la seguridad de jueces y fiscales.

También se ofrece 100 mil dólares de recompensa para quien proporcione información que permita la captura del jefe del frente "Oliver Sinisterra” que comanda el ecuatoriano, Walter Patricio Arizala. alias "Guacho".

Según los disidentes de las FARC se dispuso la entrega de los tres periodistas que mantenía secuestrados desde el 26 de marzo, pero la respuesta del gobierno ecuatoriano a esa oferta "fue más tropas, más gringos, más militares colombianos en el Ecuador, más represión".

Un comunicado del autodenominado Frente Oliver Sinisterra dice que los tres periodistas murieron "en un intento fallido de asalto de las fuerzas militares ecuatorianas y colombianas en las montañas de la frontera".

Culpan de "esta penosa situación" a los presidentes Juan Manuel Santos y Lenín Moreno, a los fiscales Nestor Martinez y Carlos Baca Mancheno y a los comandantes de fuerzas militares Luis Carlos Villegas y Patricio Zambrano Restrepo.

Finalmente ofrecieron dar facilidades para que, una vez que se retiren de la frontera los militares ecuatorianos y colombianos, entregar los cuerpos de los periodistas.

MEDIDAS

Las siguientes son las medidas que adopta el gobierno para enfrentar la situación en la frontera norte:

 Primero: El Consejo de Seguridad Pública de Ecuador levanta la reserva de la información pertinente para hacer públicos los esfuerzos del Gobierno Ecuatoriano para garantizar la liberación con vida de los secuestrados.

 Segundo: Se reinician las operaciones militares en la franja fronteriza con Colombia, que habían sido suspendidas.

 Tercero: Se creará la jurisdicción especializada contra el crimen organizado con sede en Quito para garantizar la seguridad de los jueces y fiscales.

 Cuarto: Alias Guacho ha sido incluido en la lista de los más buscados de Ecuador y el Gobierno ofrece una recompensa de 100 mil dólares por la información que conduzca a su paradero.

 Quinto: El área de frontera ha sido declarada zona de seguridad. Se incrementarán los controles militares y policiales con el fin de evitar sucesos de este tipo.

 Sexto: El ministro de Defensa de Colombia y sus altos militares se han desplazado a Ecuador para iniciar acciones coordinadas entre los dos gobiernos.

 Séptimo: La Iglesia Católica y la Cruz Roja también harán parte de las labores de rescate de los cuerpos como mediadores.

  

Leer 125 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
You are here