Menu
Miércoles, 29 Mayo 2024 02:11

LA TRAGEDIA DE LO INEVITABLE

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Por Hernán Patricio Orcés Salvador

Resulta doloroso en el diario trajinar de la vida cómo se presentan aquellas situaciones trágicas que podrían considerarse como inevitables, no sé sabe ni por qué suceden, pero ahí están presentes y aparecen inesperadamente. Es lo que se supo de un trabajador que estuvo trabajando en una trituradora de alimentos y mientras realizaba su labor, se le atascó uno de sus brazos en la máquina, que la arrastró y esta persona quedó triturada totalmente. Qué impresionante ver las imágenes de ese trágico acontecimiento.

Cómo reaccionar ante tal hecho, sólo saber que la vida presenta diariamente situaciones trágicas e inevitables y le hacen a uno reflexionar sobre la fragilidad del ser humano, que está expuesto permanentemente a situaciones imprevistas, cómo las que ocurren cuando gente inocente muere en incidentes inesperados y sorpresivos, cómo que se cae una tarima en un espectáculo público y se producen decesos y tragedias o familias que están tranquilamente disfrutando de una comida en un restaurante y de repente irrumpen delincuentes y disparan a todos los presentes y se producen muertos y heridos.

Es decir, que concluimos de estos ejemplos, de que diariamente debemos reconfortarnos y protegernos de un ser superior que nos cuide y sea ese escudo protector ante eventos tan sorpresivos y trágicos. Lo mismo puede decirse con relación a la salud, puede suceder que ni con todo el dinero del mundo una persona pueda salvarse, si así está dispuesto por Dios. Escuchamos en las noticias sobre la salud del rey Carlos III de Inglaterra que está en una situación que podría no mejorar e inclusive anticipan hechos protocolarios sobre cómo sería que se manejarían las ceremonias en caso de que sucediera su fallecimiento. Se habla también sobre las dificultades de salud que tiene su nuera Kate Middleton, esposa del príncipe heredero William.

Qué sucede entonces con la fragilidad de nuestra existencia y el hecho cierto de que lo material no nos tiene asegurado nada, sólo tenemos un valor espiritual que rescatar que nos permita vivir con confianza, credibilidad, certeza y fe de una protección divina, para vivir en paz, con tranquilidad y preparados siempre a aceptar todo lo que el todopoderoso tenga dispuesto para nosotros.

Paulo Coelho, escritor brasileño dijo en su obra “La quinta montaña”: “No existe la tragedia, sino lo inevitable. Todo tiene su razón de ser: solo se necesita distinguir lo que es pasajero de lo que es definitivo”.

 

Visto 505 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Slider

Slider

Slider

Slider