Menu
Domingo, 17 Septiembre 2023 21:37

DOCE AÑOS DESPUES...

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

                                                                                                             DIARIO EL TIEMPO DE QUITO
                                                                                                               25 DE NOVIEMBRE DE 1979

Espejo del Ecuador
                                                                                                                 DOCE AÑOS DESPUÉS...
Javier Simancas C.

Doce años y meses han transcurrido desde que se fundó el Ministerio de Salud Pública. Nació un 16 de junio de 1967 como una solución a los problemas de nutrición y vivienda;asistencia social, sanidad e higiene, extirpación del alcoholismo y la toxicomanía y los demás que, a juicio del Ejecutivo, se relacionan con la protección, reparación y rehabilitación de la salud individual y colectiva de los ecuatorianos.
Desde ese entonces, ya doce años, los gobiernos han instrumentado un centenar de acuerdos, decretos, leyes y reglamentos para su funcionamiento sin que se haya encontrado el camino más efectivo para el cumplimiento de su misión, como era dotar a la nación de los indispensables servicios médicos: agua potable, alcantarillado y otros elementos vitales para crear hombres sanos mental y fìsicamente, como principal recurso de nuestra supervivencia y apoyo fundamental para el desarrollo nacional.
Los planes y programas no han alcanzado la plena atención para el ciudadano: su higiene, nutrición, formación integral en el campo físico y por más que se hayan instrumentado organismos técnicos y administrativos, no se ha logrado dar un paso significativo para cumplir sus objetivos.
Cuando desapareció la Junta de Asistencia Social para dar paso a la ahora llamada Dirección Nacional de Salud, se pensó que se había encontrado la solución a los problemas, pero a medida que ha pasado el tiempo, este organismo ni siquiera ha podido implementar una sección que permita un eficiente mantenimiento de los hospitales como una de sus obligaciones básicas.
Resulta paradójico que en los presupuestos del Estado para el mantenimiento físico y de personal médico se haya asignado apenas mil sucres anuales como ha ocurrido para los hospitales Eugenio Espejo y del suburbio de Guayaquil.
Como está estructurado actualmente ese Ministerio no podrá por sí solo emprender una verdadera acción nacional por eso que la idea de crear el Consejo Nacional de Salud sería la mejor forma de demostrar las buenas intenciones de atender esa área primordial que tiene el país como es velar por la salud de los ecuatorianos.
Resultaría mejor si en este organismo,aemás de los ministerios de Salud y Bienestar Social, participan instituciones como la Cruz Roja, la Academia de Medicina, SOLCA, las Federaciones de Médicos, Odontólogos, Enfermeras e incluso el sector de sanidad militar.
Este organismo nacional que agruparía a la comunidad médico-científica ecuatoriana llenaría ese vacío que hoy sufre el Ministerio que se va convirtiendo en un foco e infección burocrática y de prácticas corruptas.
El Consejo se encargaría de la planificación y de encontrar los mecanismos más efectivos para que los planes y programas de salud en todos sus niveles se hagan realidad.
Una nación no es tal si no cuenta con hombres sanos, vigorosos fìsica y mentalmente.

Visto 697 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Slider

Slider

Slider

Slider